Esta pagina se ve mejor con JavaScript habilitado

El caso de Zirius v2.0

 ·   ·  ‚ėē 11 minutos lectura  ·  ūü¶é Odair

Pre√°mbulo

En un país imaginario cuyo nombre será revelado por el relato mismo y no por el autor, existe una plataforma informática llamada Zirius, la que por estos tiempos se encuentra en su versión 2.0. Zirius es usada por millones de usuarios del país, ya que provee numerosos servicios que se han vuelto esenciales para la vida diaria. Así mismo, la plataforma ha crecido en cobertura a lo largo y ancho del país, y aunque falta mucho mercado por abarcar la expansión no se detiene.

Zirius no se cre√≥ de la noche a la ma√Īana, sus inicios se remontan muchos a√Īos atr√°s cuando a√ļn no llegaba el Internet a este pa√≠s y la informaci√≥n viajaba por medios manuales. Por ese tiempo, no se le conoc√≠a como plataforma, ni siquiera como Zirius, sin embargo ya empezaba a prestar sus primeros servicios. Por supuesto, mucho ha cambiado de esa √©poca a los tiempos que vivimos; Zirius se ha convertido en la plataforma inform√°tica m√°s usada, m√°s expandida y m√°s conocida, pero a su vez, la m√°s criticada por sus usuarios quienes en ocasiones entran a formar parte del equipo de desarrollo, administrativo y de otros equipos esenciales para el funcionamiento de toda su infraestructura.

La comunidad de usuarios en su mayor√≠a ha estado de acuerdo en la necesidad de conservar y seguir expandiendo el uso de Zirius a mercados nacionales que no se han explorado; mientras que otro grupo de usuarios en cambio ha migrado a otras plataformas con base en otros pa√≠ses. Sin embargo, en t√©rminos generales Zirius sigue siendo la alternativa n√ļmero uno y en la mayor√≠a de casos la √ļnica existente para el grueso de los usuarios.

Los administradores y desarrolladores de Zirius, reconocen que el elemento principal del funcionamiento de la plataforma son los mismos usuarios, por ello desde sus inicios han intentado generar satisfacci√≥n respecto de las funciones y servicios prestados, primero a peque√Īos grupos ubicados en distintos sectores del pa√≠s, y posteriormente con los a√Īos, a grupos m√°s numerosos. Parte del funcionamiento de Zirius est√° basado en la idea de incorporar al equipo administrativo y de desarrollo a usuarios notables, quines se convierten en l√≠deres de equipo y contratan a otros usuarios para ayudarles a realizar las tareas para las cuales fueron contratados. Este modelo, que en un principio puede parecer √≥ptimo, pues trae al sistema la visi√≥n de las necesidades mismas del usuario final, tambi√©n tiene problemas, porque ha hecho de la plataforma una mezcla de funciones, reglas, directrices y filosof√≠as distintas para acometer las necesidades b√°sicas de los usuarios, a√ļn cuando esas necesidades en t√©rminos generales est√°n claras para la comunidad de usuarios.

La democratización de Zirius

Durante un tiempo, la incorporaci√≥n de nuevos miembros al equipo estuvo limitada, debido a la poca interacci√≥n que ten√≠a Zirius con sus usuarios, pero tambi√©n a que se menospreciaba el aporte que podr√≠a generar la inclusi√≥n de m√°s usuarios al equipo. Como en toda desarrollo de plataformas inform√°ticas, muchos bugs fueron introducidos al c√≥digo fuente y muchas funcionalidades se crearon pensando s√≥lo en la visi√≥n de los desarrolladores y administradores senior. Lo cual por supuesto, gener√≥ un creciente descontento en la comunidad de usuarios, algunos incluso trataron de sabotear servidores y redes de la plataforma, otros adem√°s plantearon cambiar los patrones de dise√Īo fundamentales; lo cual cre√≥ en los miembros senior del equipo, esa necesidad de inclusi√≥n de nuevos miembros, estrategia que con los a√Īos, ha producido una gran diversificaci√≥n de talentos y de formas de ver el futuro de la plataforma.

A su vez, la diversidad de visiones ha tra√≠do numerosos problemas, debido a que se desarrollan funciones y servicios redundantes, que pretenden lo mismo pero con una metodolog√≠a o filosof√≠a distinta, gastando recursos valiosos que se podr√≠an enfocar m√°s eficientemente. En adici√≥n, muchos nuevos desarrolladores o miembros del equipo no cuentan con la preparaci√≥n y experiencia necesarias, o carecen de habilidades especiales que lo compensen, pero fueron incluidos en el equipo porque gozan de popularidad dentro de la comunidad de usuarios y sus ideas parec√≠an tener sentido y aplicabilidad al momento de su incorporaci√≥n. Esto √ļltimo ocurre porque al ser una gran plataforma de uso masivo, las preocupaciones t√©cnicas y las consideraciones de buenas pr√°cticas de desarrollo y administraci√≥n pasan a un segundo plano en la discusi√≥n, y aquellos debates sobre qu√© deber√≠a hacer la plataforma, qu√© metodolog√≠as de experiencia de usuario deber√≠a tener, qu√© reglas deber√≠an guiar su funcionamiento, entre otros debates m√°s filos√≥ficos que t√©cnicos, han ganado mayor atenci√≥n de parte de la comunidad de usuarios, dejando atr√°s las discusiones sobre la metodolog√≠a particular para la implementaci√≥n de dichas funciones y sobre todo, no se discute como generar los recursos necesarios para no solo implementar nuevas funciones o mejorar las existentes, sino que la comunidad de usuarios evade las discusiones sobre el financiamiento para la operaci√≥n de la plataforma tal y como est√°. Lo que en ocasiones desemboca en una pobre selecci√≥n de nuevos miembros del equipo.

Hechos recientes

Dos a√Īos atr√°s, se realiz√≥ la gran convocatoria para elegir CEO de la organizaci√≥n que soporta a Zirius. Algunos miembros de la junta directiva actual se presentaron al cargo, teniendo que abandonar el puesto de miembros de junta; a su vez, algunos usuarios notables de la comunidad se presentaron a la contienda.

Muchas cosas pasaron en el proceso de elección del CEO, los ánimos se caldearon, pero la participación de usuarios en la votación general por el puesto de CEO fue la mayor de la historia. Al final, la contienda enfrentó a los dos candidatos más opcionados, los cuales, en esencia presentaban las siguientes ideas:

Candidato 1.

Este fue un candidato con menor experiencia demostrada con respecto al otro candidato, sin embargo gozaba de amplio conocimiento de los m√ļltiples temas que ten√≠an que ver con sostener y hacer crecer a la plataforma Zirius, sus propuestas giraron alrededor de lo siguiente:

  • Zirus debe mejorar, su expansi√≥n depender√° de corregir algunos de sus problemas m√°s cr√≠ticos, sobre todo aquellos que tienen que ver con el acceso a las zonas remotas del pa√≠s y a la capacitaci√≥n de sus usuarios.
  • La selecci√≥n de l√≠deres de equipo deber√° conservar la equidad de g√©nero.
  • Las operaciones que Zirius tiene estancadas o suspendidas por malos manejos, deber√°n ser recuperadas y re encausadas para evitar un perjuicio mayor.
  • Ser√°n sometidos ante la junta directiva algunos cambios con respecto a transparencia y buen manejo de recursos.
  • La filosof√≠a fundamental de Zirius debe fortalecerse ya que de ella dependen los servicios que se prestan a millones de usuarios.
  • El financiamiento para el sostenimiento de la infraestructura de Zirius, su expansi√≥n y dem√°s, deber√° ser reorganizado de manera que sea la mayor parte de los usuarios quienes aporten al sostenimiento de los servicios, mientras que aquellos usuarios empresariales puedan percibir una reducci√≥n en sus pagos para que sigan creciendo en el uso y participaci√≥n de los servicios que presta Zirius.

Entre otras propuestas orientadas a mejorar lo existente.

Candidato 2.

El candidato 2 se presentaba con una notable mayor experiencia que el candidato 1, a su vez, ya había participado en algunas ocasiones de la convocatoria para CEO; pero en esta ocasión venía con más fuerza, dado que su constante discurso crítico sobre los problemas de la plataforma había calado fuertemente en una gran parte de los usuarios de Zirius. Sus propuestas giraban alrededor de lo siguiente:

  • Zirius debe ser reescrito por completo, la expansi√≥n debe concentrarse en las zonas m√°s alejadas y de menos acceso, reduciendo la atenci√≥n que tradicionalmente se la ha prestado a las zonas de mayor cobertura y beneficios.
  • Los l√≠deres de equipo ser√°n seleccionados por concurso de m√©ritos, priorizando los logros acad√©micos por encima de los logros pr√°cticos.
  • Cualquier operaci√≥n de Zirius que se encuentre en problemas ser√° terminada y los encargados de la misma ser√°n investigados y sus contratos cancelados.
  • Las decisiones de cambios fundamentales que no sean aprobadas por la junta directiva, ser√°n consultados directamente con la comunidad de usuarios para ser aprobadas.
  • La filosof√≠a y arquitectura de Zirius deber√° cambiar por completo, dado que la actual ha demostrado ser un fracaso que no es capaz de resolver las problem√°ticas de todos.
  • El financiamiento para todo el plan de expansi√≥n de Zirius, deber√° venir de un mayor costo de los servicios que usan los clientes empresariales, en especial los clientes de mayor tama√Īo, dado que al tener m√°s ingresos, pueden pagar m√°s. El grueso de la poblaci√≥n deber√° estar exenta de pagos, los servicios prestados por Zirius deber√°n ser totalmente gratuitos y se dar√°n incentivos para quienes tengan dificultades de acceso.

Entre otras propuestas orientadas a cambiarlo todo de cero.

El resultado

Como era de esperarse, y aunque la votaci√≥n tuvo cierto margen estrecho, la comunidad de usuarios opt√≥ por el candidato 1, quien propon√≠a mejorar lo existente, en lugar de hacer un refactoring completo. As√≠ empez√≥ su periodo de 4 a√Īos; pero con un desafortunado anuncio de parte del candidato 2, quien por todos los medios posibles, anunci√≥ que la comunidad no se quedar√≠a contenta con este resultado y que lo rechazar√≠an en todos los escenarios posibles.

La reacción del Candidato 2 y usuarios afines

Como estaba previsto en los estatutos de composici√≥n de Zirius, el candidato n√ļmero 2 se integr√≥ a la junta directiva. Era de esperarse que sus actividades de vigilancia y cr√≠tica constructiva se desarrollaran desde dicho espacio, como los estatutos lo indican, sin embargo lo que ha venido ocurriendo es preocupante para el futuro tanto de la plataforma como de los usuarios.

El candidato 2 inici√≥ una campa√Īa de desprestigio de cualquiera de las medidas tomadas por el nuevo CEO de Zirius, con el apoyo de algunos miembros de la junta directiva que simpatizan con sus ideas. La consigna era clara, oponerse a cualquier medida, sin importar que esta trajera beneficio para la plataforma y para los usuarios.

A su vez, organiz√≥ colectivos de usuarios para sabotear las operaciones de Zirius, generando ataques de denegaci√≥n de servicio (DoS), ataques con Malware, SpyWare, entre otros; conspir√≥ para incrementar enormemente el n√ļmero de peticiones, quejas y reclamos de forma injustificada. Tambi√©n organiz√≥ otras comunidades de usuarios para generar un mal ambiente en las redes sociales y organizaciones internacionales de estandarizaci√≥n, frente a la gesti√≥n del nuevo CEO; adem√°s, ha venido usando todos los medios de comunicaci√≥n de que dispone para entorpecer la gesti√≥n del nuevo CEO, medios que hoy es posible usar justamente porque Zirius los ha prove√≠do para la comunidad.

Este entonces es el típico caso de sabotaje interno; se supone que la junta directiva debe procurar que los objetivos planteados por el CEO en el proceso de elección, proceso que fue democrático y contó con una participación histórica de usuarios en la votación, se lleven a feliz término en beneficio de todos; porque ese enfoque democrático es la esencia del funcionamiento de Zirius y la razón por la que hoy en día sigue prestando sus servicios y continuando su expansión. De lo contrario, hace mucho tiempo la plataforma hubiera colapsado y todos los servicios se hubieran dejado de prestar, poniendo en riesgo importantes aspectos de la vida de los usuarios. Pero ha sido gracias al respeto por el proceso democrático que se surte en los procesos de elección de directivas de Zirius, que hoy podemos disfrutar de sus servicios.

Nadie niega que la plataforma tiene grandes problemas, y tampoco se puede tapar el sol con un dedo pretendiendo decir que el nuevo CEO no se ha equivocado, porque la realidad es que todo CEO comete errores y es enormemente criticado por ellos. A su vez, el deseo de cambio cuando las cosas no parecen ir bien embarga a muchas personas, y eso es entendible; pero es normal que los usuarios no piensen que el mero acto de poder dar una opini√≥n libre por redes sociales, es un hecho que demuestra que Zirius ha avanzado, mientras plataformas basadas en otros pa√≠ses demuestran fehacientemente lo que significa tratar de hacer un refactoring completo. Es decir, reconocer lo que hay detr√°s de que las cosas a√ļn funcionen es normalmente menospreciado, pero al final del d√≠a resulta ser lo m√°s importante.

En consecuencia, intentar a la fuerza echar para atr√°s las propuestas que fueron democr√°ticamente aceptadas, generando una falsa percepci√≥n de caos institucional, una falsa percepci√≥n de que nada funciona en la plataforma, entre otras artima√Īas; termina por agredir el principio rector mismo que permite que Zirius provea los servicios que durante tantos a√Īos a prestado a millones de personas, y tambi√©n deja entrever que, de haber elegido como CEO al candidato 2, este hubiera acabado con esos principios democr√°ticos, para instaurar una direcci√≥n √ļnica, que blinde sus decisiones para que pasen por encima de la junta directiva, haci√©ndole creer a la comunidad de usuarios que son ellos mismos quienes toman decisiones complejas sobre el presente y futuro de la plataforma Zirius, cuando en realidad en la pr√°ctica, alguien debe decidir por las mayor√≠as sobre los temas m√°s complejos y t√©cnicos.

Conclusiones

Saca tus conclusiones sobre el texto que acabas de leer, seguramente tendr√°s diferencias con la forma en que yo veo las cosas, en especial los √ļltimos dos p√°rrafos; pero creo que en lo dem√°s le he hecho honor a la verdad con lo que pasa en el pa√≠s a nivel pol√≠tico. Zirius es el estado mismo, la junta directiva es el congreso y las cortes, la comunidad de usuarios es el pueblo.

No se si aplique para tu país, pero sí aplica para un país de Latinoamérica en particular. Espero leer tus respetuosos comentarios, pero recuerda, siempre hay mínimo dos visiones del mismo asunto, procura incluir ambas.

Finalmente, piensa en esto ¬Ņpara ti es mejor tirarlo todo abajo y levantarlo de nuevo?, porque en todos lo √°mbitos donde prime la sensatez, siempre, siempre!!! elegir√°n a la persona que pueda mejorar lo que hay, porque personas que quieran hacerlo todo desde cero, sobran.

compartir en

Odair Trujillo
Escrito por
Odair
Software Developer